Sacúdete y trepa

Levántate, escala, sal, párate y ponte firme, enfócate en la salida, y cada escalón que subas di: “Todo lo puedo en Cristo quien me da la fuerzas para salir”.

Un día un burrito cayó a un pozo. Su dueño un campesino, trató de sacarlo sin éxito. Finalmente el campesino decidió que no valía el esfuerzo de sacar al burro del pozo, y dijo:

–Igualmente ya le quedaba poco tiempo. Porque era viejo y ya no servía para nada; entonces llamó a sus vecinos y amigos para que les ayudara a tapar el pozo. Todos tomaron una pala y tiraban tierra sobre el burrito. He aquí que el burro capta lo que están haciendo. Después de unas cuantas paladas de tierra el campesino mira al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio…..Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble. Se sacudía la tierra y daba un paso hacia arriba… Mientras los vecinos seguían echando tierra, el animal se sacudía y daba otro paso hacia arriba. Quedaron todos sorprendidos como este burro llegó hasta la boca del pozo y salió trotando.

El campesino decide dejarlo morir enterrándolo vivo en complicidad con aliados amigos. El burro no fue tan burro, éste usó su capacidad y toma la decisión de salir y seguir viviendo.

No importa cuán dolorosos fueron los golpes de tierra y piedras sobre el lomo, el burro luchó contra el miedo ó el pánico.

A sus pies la tierra lo fue elevando, abatido y cansado salió del pozo con estrategia, porque la tierra que parecía que lo enterraría se convirtió en su bendición, el nivel del piso subió y todo fue por la manera de enfrentar la situación.
Las adversidades de la vida que vienen a tratar de enterrarnos nos darán el potencial para salir beneficiados.

“NUNCA BAJES LOS BRAZOS, SACÚDETE Y SUBE, SACÚDETE Y SUBE”

La vida puede hacer que caigas a diferentes pozos y tirarte tierra encima, todo tipo de tierra. El secreto de salir de un pozo es determinarte pararte y escalar, sacudirte, levantar la mirada y dar un paso hacia adelante. Cada palada de tierra úsala como escalón para seguir subiendo. Así debemos reaccionar ante situaciones negativas que nos suceden en nuestro andar por la vida.

Si recibiste paladas de tierra encima, tierras de críticas, tierras de abusos, de ironías, etc. Sacúdete porque eso no es lo Dios dice de ti, al contrario, Dios dice que eres en extremo de valor, que estás destinado a lograr los sueños del corazón de Dios y que tu destino es de gloria y poder.

A veces sentimos la sensación de estar en un pozo tan profundo, que puede venir por depresión, soledad, angustia, pecado, tristeza, dolor, amargura, enfermedad, un pozo económico, etc.

Alguien dijo que “Caerse está permitido, levantarse es obligatorio”. Un ejemplo de caída física es, si tropiezo ó resbalo y caigo, me levanto.

Pero muchas veces quedamos tirados como un trapito por culpas no perdonadas por nosotros mismos y que es una carga muy pesada.

Dice: SALMO 55:22

“HECHA SOBRE JEHOVÁ TU CARGA, Y ÉL TE SUSTENTARÁ. NO DEJARÁ PARA SIEMPRE CAÍDO AL JUSTO”.

Si decido permanecer caído, es como sacar una bandera con la palabra “DERROTA”. Pero cuando tomo la decisión de levantarme, mi bandera dirá “VICTORIA”. Por cada palabra dañina, por cada crítica, por cada palada que tiran sobre tu vida es un escalón para llegar a la cima, cada palada de tierra es un crecer, un madurar.

Si estás en un pozo de seguro siempre va a estar alguien para ayudarte, darte una mano, ó una soga, pero no esperes que alguien entre a tu pozo para sacarte si no has decidido salir; cuesta mucho salir del pozo, pero en Cristo se puede, todo se puede…. Nada es imposible para nuestro Padre Todopoderoso.

Todos andando por la vida caímos en un pozo pequeño ó grande.

Hay 3 motivos por el cuál podemos caer:

1º por distracción.

es cuando nos detenemos a ver cosas que no nos conviene mirar ó escuchar, (opiniones, quejas, chismes, etc.) porque esto nos desenfoca del propósito de Dios.

JESUS dijo a sus discípulos en: LUCAS 17:1
”OCACIONES HAY DE CAÉR, E IMPOSIBLE QUE NO VENGAN TROPIEZOS”

Pero eso no justifica que nos vamos a quedar en la caída.

No permitas que el enemigo de nuestras vidas te detenga en el camino para mostrarte lo negativo del rededor, seguí adelante sin prestarle atención, y éste huirá.

2º por jugar al límite.

Es cuando estamos seguras que nada nos va a pasar ó creemos tener el control de tal o cual situación, y caminamos por el borde y jugamos alrededor de un pozo donde se divisa un cartel de ¡peligro! Sabiendo que si caemos las consecuencias son dolorosas. Muchas veces nos creemos autosuficientes y no dependemos pura y exclusivamente de Dios, y allí es cuando resbalamos o perdemos el equilibrio. (Salmo 145:14) Cuida tu vida es muy valiosa.

3º por dejarte empujar.

Es cuando creíste lo que te dijeron, lo que fuiste, lo que eres. (Esa es tu identidad). Te empujaron a hacer lo que ellos quisieron que seas en la vida y cuando ese alguien logró su objetivo, disfruto tu caída y te quedaste en el pozo para siempre.

Tal vez estás en el pozo desde niño; tal vez dejaste que te entierren vivo, muriendo sin lograr todos los objetivos de DIOS.

Hay una canción que dice más ó menos así:

Después de la caída solo queda alguien, y son los que disfrutan de tu bienestar. JESUS sin comentarios no arrojó la piedra; la dejó en el suelo y te dio libertad. (Juan 8:1-11).

No permitas y no te permitas que otros decidan por ti, ni aceptes rótulos, ni palabras determinadas negativas sobre tu vida, porque Dios decretó éxito, abundancia y vida para ti.

La mejor manera de salir del pozo es reconociendo mis áreas vulnerables, perdonándome a mí mismo, analizar la situación, ver donde me distraje, dejar de jugar en el límite y ver porqué me dejé empujar.

Levántate, escala, sale, párate y ponte firme, enfócate en la salida, y cada escalón que formes di: “Todo, todo lo puedo en Cristo quien me da la fuerza que necesito para salir de ésta”.

Está prohibido pensar en el que dirán cuando salga; pero sí está permitido pensar qué dice Dios de mí, cuando hemos tomado la decisión de salir, reconociendo y perdonando, así Dios te pondrá en un nuevo nivel donde estarán tus enemigos para verlo. Y una vez que saliste, cerrá ese pozo y nunca más pases por allí.

“PORQUE SI DIOS CONTROLA MI VIDA, ÉL ES QUIEN GUIA MIS PASOS”. Prov. 16:9

ORACIÓN: Padre, la gloria es solo tuya, y te doy gracias porque tu llevaste a la cruz mis pecados, mis enfermedades, mis angustias y dolores, mi soledad y mi vacío y me llenas todo y en todas las áreas de mi vida. Tú limpias el camino por donde voy, y ese camino es de éxito, de victoria, de logros y de abundancia plena, mientras viva en tu voluntad bendices todo a mi alrededor y tu Palabra me dice que 7 veces cae el justo y se vuelve a levantar. (Prov.24:16) AMÉN!!.

POR LO TANTO LEVÁNTATE, SACÚDETE Y DISFRUTA DE LA VIDA.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Recuerdos que dejan marcas

Si se decide vivir en las cenizas del pasado, el presente te devorará. Pero hoy elige la vida para que Dios te entregue una corona en lugar de cenizas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario